DESCUBRE TU PLACER, TAMBIÉN ES PARA TI...

27 jul. 2012

Lubricantes...


A veces salta la duda de cuál tipo de lubricante usar, si vaginal, si anal, si específico, de silicona, con base agua, aceite...
Dependiendo de la edad, la pareja, el estado de ánimo se necesitará o no lubricidad añadida a la nuestra, por eso lo mejor es tener siempre a mano algo de producto y no llevarnos malas sensaciones, si no sabes cuándo lo volverás a usar, en sobres individuales o tamaños pequeños, pueden conservar sus cualidades y sacarnos de un apuro.
En un artículo mío para una revista "Cuadernos BDSM", comenté las múltiples funciones y cualidades de cada uno, pero la elección a la hora de usarlos es mucho más fácil que todo eso:

Base química:
- Agua si somos propensos a alergias o molestias de piel.
- Silicona si necesitamos una lubricación extra y no vamos a utilizar NINGÚN juguete sexual, puesto que se degradan.
- Aceite si nos gusta la sensación untuosa y lo gastamos con rapidez, tienden a perder cualidades al cabo de los meses y pueden acabar con un aroma rancio muy desagradable.

Posibles aplicaciones:
¿Vaginales? Sirve cualquiera, menos base aceite, porque puede alterar el PH de la zona. Aunque ya están muy controlados, mejor evitar riesgos
¿Anales? Base silicona o agua, da igual, para grandes dilataciones o iniciarse, lo mejor que tenga algún tipo de relajante y no habrá molestias.

Comestibles:
No todos tienen un sabor agradable, por lo que lo mejor sería ir escogiendo en tamaños pequeños y variar, así podemos ir descubriendo sabores y juegos...

Efectos:
Calor o frío dependen mucho del gusto de cada cuál, suelo recomendar frío para chicas... aunque hay quien dice que mejor calor, ante la duda, los dos y a investigar...

Específicos:
Aquí sí que hay que pensar que queremos lograr, podemos querer intensificar las sensaciones o simplemente retrasarlas, o quizás jugar con la excitación o el adormecimiento... pues a elegir, aunque hay que tener claro algo: los lubricantes NO son específicos en estos temas, así que habrá que escoger otro producto y además el lubricante, de esta forma las sensaciones serán muy agradables.

¿Y si me confundo y compro un "Anal" y lo quiero para uso vaginal?
No pasa nada, la diferencia principal radicará en la densidad del producto, siempre y cuando hablemos de productos con Base Agua, claro, los demás, con cuidado y poco a poco, por si hay alguna reacción no esperada, pero todos están preparados para diversos usos.
Al igual que si le compras "Vaginal" y lo quieres usar para sexo anal, no pasará nada, sólo que en algún momento necesitarás usar algo más de producto, sólo eso.

¿Que quiere decir "Con Aloe", "Gotas de Seda", "Mujer"..?
Muchas de las marcas actuales diversifican productos y nos ofrecen mayor variedad de elección.
Los que son específicos para mujer, obviamente están estudiados según PH y la flora vaginal, por lo que serán más agradables y a la larga nos compensará su uso, pero puedes usar el que mejor te parezca, aunque si hay algún tipo de duda, pide consejo, es lo mejor.

Otro día más curiosidades...

No hay comentarios: